Escuela de Adultos

LA ESCUELA DE ADULTOS "COLEGIO VIRGEN DEL PILAR"

 

 

 

           Nuestra escuela comenzó su andadura allá por finales de los años 80 al escuchar, y querer responder, a la necesidad por iniciativa de un pequeño grupo de madres del colegio que deseaban aprender a leer y escribir. Por aquel entonces, Gloria Sánchez ODN se hizo cargo de dicho grupo.

           Con el paso del tiempo, este grupo fue incrementándose y se fueron sumando algunos profesores del colegio que colaboraban de manera voluntaria. A principios de los años 90 el número de alumnas se fue ampliando significativamente y se vio la posibilidad de pedir el reconocimiento del Ministerio de Educación para poder otorgar el título de Graduado Escolar. Esto supuso un aumento muy importante de personas que asistían a las clases. La primera promoción con título salió en el año 1992 siendo la directora Emilia Marzal ODN.

           Con la LOGSE, se renunció a la expedición de títulos puesto que los requisitos para ello se endurecieron. Al contrario de lo que podría pensarse, el número de alumnos aumentó ya que no había ninguna presión externa ni exámenes que realizar. Era el deseo de aprender, encontrar un clima educativo, establecer relaciones de apoyo mutuo, vivir una dinámica global en la escuela que hace crecer y abre horizontes, lo que motivaba y motiva la asistencia a la misma.

            En la actualidad, nuestra escuela cuenta con unas cien alumnas que se reparten en diferentes niveles que van desde la alfabetización hasta clases de especialización en Arte e Historia; cuentan además con clases de informática, literatura, teatro, canto, formación religiosa…. Todo ello completado con actividades como salidas al teatro, visita a exposiciones, excursiones culturales...

            La escuela de Adultos está situada en un barrio obrero con un gran porcentaje de inmigrantes. Nuestro alumnado se compone, principalmente de  mujeres que por haber tenido que trabajar desde muy jóvenes no han podido acceder a la educación; mujeres luchadoras, que han buscado lo mejor para sus familias y que en muchos casos les han podido ofrecer a sus hijos e hijas la posibilidad de unos estudios a los que ellas nos han accedido; mujeres que encuentran entre nosotros un espacio de aprendizaje y un ámbito de relación, apoyo, acompañamiento y amistad. El profesorado de la escuela es voluntario, muchos procedentes del mundo educativo y varios de ellos docentes del colegio.

            Nuestra escuela, y la actividad que en ella desarrollamos, responde al Proyecto Educativo de la Compañía de María y al deseo de Juana de Lestonnac de tender la mano a la mujer privada de educación para que pueda desarrollarse como persona, desplegar sus posibilidades e incidir en la sociedad.